Imagen referencial.
A solo días de un atentado en la misma zona, que casi le cuesta la vida a un carabinero y su familia, un hombre de 45 años es asesinado a balazos por desconocidos. El estado de excepción parece no ser suficiente para detener los hechos de violencia.

Los hechos sucedieron durante la tarde de este lunes, en el sector Las Huellas de Cura Quidico en la comuna de Tirúa. Dos sujetos, que se movilizaban en una camioneta blanca, efectuaron disparos en contra de un hombre de 45 años, que falleció a causa de la gravedad de las heridas.

A las 14:30 horas fue informado al retén de Quidico sobre una persona ingresada con heridas múltiples al Cesfam de Tirúa. Identificado como Pablo Huenteo Huenteo, el sujeto fue atacado desde la mencionada camioneta mientras realizaba arreglos mecánicos en el vehículo.

De acuerdo a la fiscalía de Cañete, fueron instruidas diligencias la Brigada de Homicidios de la PDI del Biobío y el Lacrim, para esclarecer las circunstancias en que el hombre de 45 años de edad, resultó muerto durante la jornada de este lunes.

Finalmente, cabe recordar que este hecho se suma al atentado ocurrido contra el sargento Mariano Riquelme y su familia, sucedido también en Tirúa, cuando el funcionario viajaba en su día libre por la ruta P-72 del sector La Herradura.

 

Fuente: prensaciudadana.cl