Un hombre y su pareja fueran sentenciados a presidio perpetuo tras ser declarados culpables de abuso sexual y violación reiterada de la hija de la mujer en Angol, región de La Araucanía.

En el juicio oral, el Ministerio Público pudo acreditar que los hechos comenzaron a ocurrir el año 2006, cuando la víctima tenía 9 años, luego de que su madre iniciara una relación sentimental con un chofer de locomoción colectiva pocos meses después de que falleciera su esposo y padre de la menor.

Según explicó el fiscal del Ministerio Público, Cristian Gacitúa, ambos ahora condenados se concertaron para violar a la niña, dinámica en que la madre jugó un rol clave, pues además de participar de las agresiones, manipuló a la menor para que consintiera los vejámenes, convenciéndola de que si aceptaba los abusos, tendría una mejor figura, como una cintura más acentuada.

Las agresiones ocurrieron de forma reiterada desde fines de 2006 a inicios de 2017, cuando la víctima tenía cerca de 20 años.

La sentencia acogió la petición de la Fiscalía e impuso a los condenados la pena de presidio perpetuo simple por los delitos reiterados de abuso sexual infantil, violación infantil, además de abuso y violación de mayor de 14 años.

 VIOLENCIA CONTRA LA MUJER
Si eres víctima o testigo de violencia contra la mujer, denuncia al 149 de Carabineros, recibe orientación llamando al número corto 1455 del Sernameg o pulsa para usar el chat de denuncia Sernameg
Fuente: biobiochile.cl