Los imputados se trasladaban en un vehículo cuando fueron sorprendidos por carabineros portando armas y municiones, automóvil donde viajaban 3 menores de edad, entre ellos una lactante de dos meses de vida.

“En razón de las funciones que desempeña la Defensoría de la Niñez, y adicionalmente, en coherencia con lo declarado por vuestra institución respecto al resguardo de la seguridad de niños, niñas y adolescentes presentes en el funeral de Pablo Marchant, donde se utilizaron armas de fuego, vengo a solicitar información respecto a la ausencia de la institución que usted representa en la formalización de dos imputados por porte de armas de fuego, hechos donde estuvo presente una lactante de 2 meses de edad”, inicia el oficio que envió el diputado Miguel Mellado (RN) a la Defensoría de la Niñez.

Los hechos se registraron el pasado martes 13 de julio, cuando carabineros sorprendió en la Ruta 5 Sur a la altura de Pailahueque en Ercilla, a tres ocupantes de un vehículo, que había sido robado en la comuna de Victoria, portando armas y municiones. Entre ellas, se hallaron 20 cartuchos de escopeta calibre 16, una pistola cargada con 13 proyectiles de 9 milímetros, 11 cartuchos balísticos 9 milímetros, y otros cuatro cartuchos de distintas marcas e igual calibre.

“En el vehículo donde fueron halladas las armas y municiones, viajaban dos
personas que fueron detenidas, de 18 y 14 años, pero lo más grave a mi juicio, es que además iba una adolescente de 16 años con su hija de tan solo dos meses de edad. Lo preocupante es que en la audiencia de formalización la Defensoria de la Niñez no apareció, no se hizo parte, a pesar de la gravedad de los hechos y de que según entiendo, su función es la protección de niños, niñas y adolescentes que puedan estar siendo vulnerados en sus derechos. Qué más vulneración que obligar a una menor de dos meses a viajar junto a personas armadas, es evidente que está en riesgo”, explicó el diputado Miguel Mellado.

En la audiencia, se ordenó poner los antecedentes a disposición del Juzgado de Familia de Collipulli, puesto que la magistrada consideró una posibilidad vulneración de derechos. “Este antecedente, es más que suficiente para que la Defensoría se hiciera parte en el cumplimiento de sus funciones. La misma institución declaró luego del funeral de Pablo Marchant y el uso ostentoso de armas que allí se hizo, que les preocupaba que menores fueran expuestos a este nivel de violencia, incluso solicitaron al Ministerio Público acelerar las investigaciones. Pues bien, aquí el Ministerio Público formalizó cargo en un hecho vinculado y similar, y la Defensoría brilló por su ausencia”, señaló el legislador.

“No quiero pensar que existe algún sesgo en la Defensoría para discriminar en qué casos se hace parte o no. Por ello, solicité que informen los motivos de su ausencia, explicando las razones de porqué no intervinieron jurídicamente considerando la vulneración grave de los derechos de la lactante, al mantenerse en un entorno donde al menos se portan armas de fuego y municiones de diverso calibre”, dijo el diputado Mellado.