Un zoológico británico tuvo que separar a cinco loros que, según los cuidadores, se animaban entre ellos a decir palabrotas. Billy, Eric, Tyson, Jade y Elsie llegaron en agosto a la colonia de 200 loros grises africanos del Centro de Fauna Silvestre Lincolnshire, y pronto mostraron su afición por el lenguaje malsonante.

“Estamos bastante acostumbrados a que los loros digan palabrotas, pero nunca habíamos tenido cinco a la vez”, dijo el director general del recinto, Steve Nichols. “La mayoría de los loros se callan fuera, pero por algún motivo a estos cinco les encanta”, agregó.

“Fueron bastante ofensivos para algunos de los visitantes. Causó cierta preocupación ya que al principio la gente no se dio cuenta de que eran los loros”, dijo Nichols, aunque aclaró que no recibieron quejas y que a la mayoría de los asistentes les pareció gracioso. “Cuando un loro te dice ‘que te j…’, a la gente le hace mucha gracia”, comentó. “Ha traído una gran sonrisa en un año muy duro”, añadió.

Para evitar que los niños los oyeran, los loros primero fueron llevados a un área interior para que desarrollaran otros ruidos. Posteriormente los trasladaron a zonas diferentes del parque donde ya no “se animan entre sí”, dijo. El medio Lincolnshire Reporter recordó que otro loro que habita en el mismo recinto, también se hizo famoso durante el confinamiento del coronavirus. Se trata de Chico, quien se volvió viral cantando como Beyonce.

Fuente: Emol.com