ADVERTENCIA DE IMÁGENES EXPLÍCITAS
¡Cuidado! Las imágenes de este artículo pueden herir la sensibilidad de algunas personas.

Un adolescente de 17 años fue arrestado el miércoles en Estados Unidos bajo sospecha de haber matado a dos personas con un fusil de asalto durante las protestas en la ciudad de Kenosha, Wisconsin, dijo la policía.

“Esta mañana las autoridades del condado de Kenosha emitieron una orden de arresto contra el individuo responsable del incidente, acusándolo de homicidio intencional en primer grado”, dijo la policía de la localidad de Antioch, en el vecino estado de Illinois.

“El sospechoso de este incidente, un residente de Antioch de 17 años, se encuentra actualmente bajo la custodia del Sistema Judicial del Condado de Lake en espera de una audiencia de extradición para transferir la custodia de Illinois a Wisconsin”.

En el video se puede ver como un joven blanco avanza en medio de una protesta exhibiendo un fusil de asalto, en medio de gritos de manifestantes. En un momento comienza a correr y a ser perseguido por manifestantes que, aparentemente, intentarían inmovilizarle para evitar que dispare el arma.

Finalmente tropieza, se voltea y dispara a sus perseguidores desde el suelo. Luego se levanta y sigue disparando, antes de seguir su avance, cuando comienzan a oírse sirenas y a aparecer vehículos policiales.

Hasta el final de los videos, no se le ve aún ser arrestado.

La ciudad de Kenosha, en el norte de Estados Unidos, se ha visto sacudida por protestas con brotes de violencia desde el domingo, cuando un afroamericano fue baleado 7 veces en la espalda por un policía blanco, frente a 3 de sus hijos.

Según la última información de su familia, se teme que no pueda volver a caminar y deberá pasar por largos y costosos procedimientos médicos.

Revisa aquí el momento:

Trump envía Guardia Nacional

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este miércoles el envío de refuerzos policiales y de soldados de la Guardia Nacional para detener los “saqueos” y la “anarquía” en Kenosha.

“No toleraremos saqueos, incendios provocados, violencia y anarquía en las calles estadounidenses”, dijo el presidente en Twitter, en su primera reacción desde que Blake fue baleado.

Trump comunicó que el gobernador demócrata de Wisconsin, Tony Evers, había aceptado el envío desde este miércoles de refuerzos federales a Kenosha, una localidad de 170.000 habitantes situada a orillas del lago Michigan, escenario de violentos disturbios durante las tres últimas noches.

“¡Enviaré policías federales y la Guardia Nacional a Kenosha para restablecer la ley y el orden!”, insistió el presidente republicano, que convirtió la seguridad en uno de los temas principales de la campaña para su reelección en los comicios del 3 de noviembre.

 

Fuente: biobiochile.cl