Tras la toma por comuneros de su Municipalidad y de otras de La Araucanía, el alcalde de Traiguén, Ricardo Sanhueza, reconoció que se han levantado “grupos radicalizados” contrarios a la causa mapuche.

El jefe comunal planteó en El Diario de Cooperativa que “la gente en La Araucanía es una gente buena, pero sí hay grupos también radicalizados de otros sectores que son distintos a los mapuche, que claro, tienden a mirarlos en menos“.

“Por eso los saltos que hubo en Curacautín de que ‘el que no salta es mapuche’ es un tema muy peligroso y claramente eso es racismo, y podríamos estar llegando a eso en este tipo de grupos”, admitió.

Sobre las razones de aquellos grupos para tener esta postura, Sanhueza señaló que “ellos seguramente por todo lo que les ha pasado porque tienden a ser de grupos que tienen problemas por las tomas de fundos, que también están quizás cansados con aquello, pero es un tema que puede ir en escalada“.

“Hay que buscar una fórmula de llegar a acuerdos, pero acuerdos profundos. No ese acuerdo en que va a venir el Ministerio de Desarrollo Social y a poner más dinero en La Araucanía -remarcó, aunque según él hacen falta más recursos- pero si se va a mirar como un tema sentencialista, y se sigue mirando bajo el hombro a la persona con quien está conversando, estamos mal“.

En ese sentido, reconoció también el rol del pueblo mapuche en un eventual compromiso: “el Estado debe dar un paso más para entrar a conversar, pero también hacer un llamado a aquellos comuneros que están en un paso más radical de ceder y conversar. Aquel que piense que dar este paso es debilidad, está equivocado”.

Alcalde relató el incendio de su Municipio

La gestión que precedió los hechos del fin de semana también ha sido criticada por la población, por lo que Sanhueza afirmó que todos los alcaldes afectados por las tomas pidieron al gobernador de Malleco autorizar sus desalojos el 27 de julio, solicitud que habría sido reiterada tras su reunión con el ministro del Interior, Víctor Pérez.

“Fui una persona formada por el tema del diálogo, por lo tanto, fui por eso, porque nadie me aseguraba que haciendo el desalojo no pasara lo mismo (…) No es el alcalde el que da la orden a los carabineros, la facultad la tiene el Ministerio del Interior a través de el intendente o el gobernador”, precisó.

De acuerdo al jefe comunal, poco tiempo después de salir rumbo al Municipio junto a miembros del concejo el sábado fue avisado del incendio: “llegamos nosotros con un grupo que venía detrás, que supuestamente se estaba reuniendo, y ya la Municipalidad estaba en llamas. No hubo enfrentamiento con la gente que estaba dentro”.

Quienes los seguían eran alrededor de diez vecinos “molestos” por su gestión y que portaban “palos de medio metro”, aunque la autoridad agrega que “no me preocupé mucho de eso, independiente de lo que me podrían estar diciendo respecto a no tomar la resolución de haber desalojado el primer día”.

Finalmente, Sanhueza aseguró que “la gente que participó de la toma de Traiguén no son de Traiguén, son gente de afuera, y en Curacautín pasó lo mismo”.

 

 

Fuente: cooperativa.cl