El cantante de la banda de rock británica Kasabian, Tom Meighan, fue condenado el martes a realizar servicios comunitarios por haber agredido violentamente a su novia durante el confinamiento.

Un tribunal de Leicester, en el centro de Inglaterra, condenó al músico de 39 años a 200 horas de servicio comunitario por la agresión a su novia Vikki Ager el 9 de abril.

El día anterior Meighan se había ido de Kasabian, afirmando en un tuit que quería tratar “problemas personales” y “volver a encarrilar su vida”.

Fue acusado de “en un arrebato de ira, haber lanzado hasta el otro extremo de una habitación a la víctima”, que como consecuencia se golpeó la cabeza, para agarrarla después por el cuello, pegarle en la cabeza y amenazarla con golpearla con una pala de madera.

Meighan negó inicialmente la agresión, que había sido grabada en vídeo, pero finalmente se declaró culpable y admitió un problema de alcoholismo.

Formado en 1997 por cuatro amigos de Leicester, Kasabian se labró un lugar en la escena musical inglesa llenando estadios y festivales con su rock extravagante y desinhibido. El grupo, a menudo presentado como el sucesor de Oasis, aún no ha anunciado si tiene la intención de reemplazar a su cantante.

Con la partida de Meighan, sólo quedan dos miembros fundadores, el guitarrista Serge Pizzorno y el bajista Chris Edwards. El actual baterista Ian Matthews se unió a la banda en 2004.

 

Fuente: biobiochile.cl