La crisis sanitaria y el confinamiento en casa han obligado a cientos de familias a tener que adaptarse a un nuevo ritmo de vida, donde la dinámica establecida del hogar tuvo que ser modificada por completo. Lo anterior quebró los esquemas de la sociedad, generando que las consultas virtuales de salud mental aumenten hasta en un 200% en los meses de abril y mayo.

Los científicos han señalado que la experiencia de una pandemia no se parece a ninguna otra situación estresante, porque no se trataría de un único acontecimiento traumático, sino más bien de una experiencia traumática prolongada puntuada por momentos de estrés más agudo. Ante el nuevo escenario global, los centros de salud mental a distancia han tomado un papel central en reducir los factores de riesgos que vuelven más vulnerables a la población.

“Comenzamos con el proyecto de consultas virtuales hace dos años, pero recién en enero de este año lo lanzamos y la verdad es que estamos sorprendidos con el auge que ha tenido. Recibimos muchas consultas a diario, sobre todo de mujeres estresadas por tener que compatibilizar el trabajo, las tareas del hogar y el cuidado de los niños”, comentó Andrea Rojas Trincado Psicóloga Clínica y co-founder de www.psicologiachile.cl.

Según un estudio reciente realizado por la plataforma online de terapias de salud mental a distancia, de todas las consultas que fueron recibidas durante los meses de marzo – abril – mayo, un 72,30% corresponden a mujeres que sufren de estrés y ansiedad a causa del encierro.

Los principales motivos fueron ansiedad (38%), seguido por estrés (20%) y luego depresión (15%). Dentro de las razones de que ocurra esto está el trabajo doméstico que suele asociarse a su rol social, una carga invisible, no remunerada y tampoco valorada en muchas ocasiones. Es de esperar que con el avance de la igualdad en todos los ámbitos sociales, esto desaparezca. Pero en la situación actual, confinados en el ámbito familiar, en muchos casos con niños y a veces también teletrabajando, es un factor de tensión a tener en cuenta” explicó la especialista.

La ansiedad es grave debido a que se vive como un exceso de futuro, la incertidumbre de no saber lo que pasará con nosotros, nuestro círculo familiar, el trabajo, deja en un estado de verdadero abandono psicológico. Lo que puede desencadenar en depresión o algún trastorno asociado a la sintomatología.

El estrés por su parte es un exceso de presente, lo que conlleva a mantener el equilibrio con nosotros mismos y el medio se ve alterado, por la sobre exigencia de mantener un hogar ordenado, cuidado de hijos cuando es el caso y rendir en el teletrabajo. Por lo que el cuerpo reacciona a estas demandas, con tensión física y emocional

Detrás del diagnóstico

Varios expertos en salud mental del país han declarado en los medios de prensa que la cuarentena evidenció la sociedad patriarcal en que vivimos, donde impera una estructura de poder machista con roles de género ‘tradicionales’, es decir, que las mujeres deben estar a cargo de la crianza y el cuidado de la casa. Por tal motivo, la cuarentena puede llegar a extremar esas condiciones y a causar mayor desgaste, frustración y problemas de salud mental en las mujeres.

Otro gran impacto de esta crisis en la igualdad de género es sin duda el incremento de la vulnerabilidad de las víctimas de violencia física y psicológica durante el confinamiento. Los espacios de vivienda reducidos, así como el estrés económico e intrafamiliar afectan sobre todo a las mujeres y niñas, declara la ONU Mujeres.

De este modo, las mujeres no solo se encuentran a merced de sus violentadores durante las 24 horas, sino también carecen lugares de refugio y el apoyo de personas de confianza. “Están más aisladas y son más vulnerables” ha insistido expertas representantes de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres.

Promover la salud mental: una de las claves para sobrevivir a esta pandemia

La incertidumbre durante este tiempo sin precedentes podría ser una fuente importante de estrés, por lo que, para enfrentar este tipo de situaciones, Andrea Rojas, Psicóloga Clínica entrega algunas recomendaciones. “Lo importante es mantener redes de soporte cercanas, donde se pueda llamar y contar con una acción efectiva y rápida en momentos donde la persona esté pasando por una crisis”. El Centro Psicológico posee disponibilidad de servicios y extensión horaria para cubrir la totalidad de las demandas: “Nosotros como consultas online estamos disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana, teniendo como objetivo brindar una atención psicológica de calidad” señaló la co-fundadora.

Lidiar con el estrés permitirá que usted, las personas importantes de su vida y su comunidad se vean fortalecidos. En este sentido, la experta en Salud Mental sugiere realizar actividades de autocuidado que incluyan tomar descansos y hacerse un tiempo para relajarse. Regular la exposición a la permanente recepción de noticias relacionadas COVID-19, expresión emocional a través de la comunicación con otras personas y ejercicios de respiración profunda, son otras recomendaciones entregadas por el Centro de Salud Mental a distancia.

Finalmente, el Ministerio de Salud nos entrega otros mecanismos de apoyo y opciones de redes de ayuda, en caso de ser necesario. Una de ellas es contactar a los Psicólogos de Salud Responde (600 360 7777), a Fono Mayor (800 4000 35), y al Ministerio de la Mujer al fono 1455 por casos de violencia contra la mujer.

 

Fuente: biobiochile.cl