Hace varias semanas comenzó el traslado de pacientes con Covid-19 desde Santiago hacia otras zonas de país, esto ante el sostenido aumento en la utilización de camas intensivas en la capital que ya está casi al borde de su capacidad.

Uno de esos traslados lo protagonizó José Sepúlveda, vecino de La Pintana de 30 años que fue llevado al Hospital Regional de Concepción.

Según contó a El Mercurio, Sepúlveda aseguró que “creo que me contagié en el transporte público camino a mi trabajo”.

Al tener síntomas, concurrió al Cesfam de La Pintana para hacerse el test PCR, pero que días después debió dirigirse a la urgencia del Hospital Padre Hurtado al agravarse su estado, por lo que quedó internado.

“Llegué casi sin poder respirar. Me pusieron oxígeno, después no me acuerdo de nada”, dijo.

En su inconsciencia, fue trasladado a la capital del Bío Bío y despertó cinco días después en la UCI del hospital penquista: “fue como una película de terror. No sabía dónde estaba, me veía lleno de tubos, solo escuchaba las máquinas”.

Sepúlveda fue trasladado el 16 de mayo en un operativo aéreo realizado en un C-130 Hércules de la Fuerza Aérea de Chile.

“Los doctores me contaron que me habían llevado de urgencia en avión, desde Santiago. Yo pensaba que era una broma, que estaba en el Padre Hurtado todavía. Ahí me dijeron que me trajeron en una cápsula, que estaba grave”, agregó.

Luego de 10 días, fue dado de alta y actualmente cumple una cuarentena de 14 días en el hotel Wyndham Garden, hasta donde llegó solo con una bata.

“Lo veo por el lado positivo, queda menos para volver a ver a mi familia y quiero que me vean bien”, declaró.

Tras cumplir el aislamiento, volverá a la capital por vía aérea y sin costo para él.

 

Fuente: biobiochile.cl