Argentina registró este domingo otro récord de contagios de coronavirus en un solo día, con 258 nuevos casos y casi dos tercios de ellos solo en la ciudad de Buenos Aires, y suma un total de 6.034 casos y 305 fallecidos, en vísperas de que el país ingrese este lunes en una fase de mayor flexibilización de la cuarentena.

El presidente, Alberto Fernández, afirmó en una carta difundida esta noche que Argentina entra en una nueva etapa de “apertura progresiva, cuidadosa y responsable” pero alertó que “salir a la calle es salir a buscar el virus”, por lo que llamó a “fortalecer la prevención para evitar el contagio” de Covid-19.

“En los últimos días hemos visto y escuchado a voceros de la apertura económica presionando con cualquier argumento para ponerle fin a la cuarentena, una medida que se ha tomado en muchísimos países del mundo. Pero ninguno ha logrado jamás demostrar que el fin del aislamiento haya servido a la economía. Porque, en realidad, solo ha servido a aumentar el contagio y las muertes, sin evitar el deterioro económico”, sostuvo Fernández.

Flexibilización de la cuarentena

Argentina se encuentra en un aislamiento social, preventivo y obligatorio desde el 20 de marzo y ante el aplacamiento de la curva de contagios, el Gobierno dispuso una reapertura progresiva de las actividades en todo el país, excepto Buenos Aires y su área metropolitana, donde está concentrado el 67% de todos los casos a nivel nacional.

En los próximos días reabrirán diversos rubros comerciales y más de 600 industrias volverán a producir después de 50 días inactivas, pero continuará la suspensión de las clases y del transporte público de larga distancia, al tiempo que las fronteras seguirán cerradas.

El mandatario llamó a “hacer todo lo posible para evitar el transporte público” en las ciudades e instruyó que “las grandes empresas tendrán que asegurar por sus propios medios el desplazamiento de sus empleados”.

Fernández anticipó en su misiva que si hay un incumplimiento de las disposiciones de prevención, el Gobierno “deberá retroceder” con la flexibilización de la cuarentena.

El presidente agradeció el esfuerzo colectivo: “Los argentinos y las argentinas hemos hecho un contrato para cuidarnos. Un contrato para que el impacto de la pandemia sea compatible con nuestro sistema de salud. Hemos avanzado mucho y seguimos trabajando”, subrayó.

Buenos Aires, foco de los contagios

La reapertura gradual de la actividad económica tendrá lugar en forma simultánea con el aumento de los casos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), que reúne a la capital argentina y al populoso cordón urbano que la rodea pero que pertenece a la provincia de Buenos Aires, la región más poblada del país con cerca de 13 millones de habitantes y donde está instalada gran parte de las principales industrias.

El incremento fue impulsado por el aumento de los contagios especialmente en barrios vulnerables de la ciudad, donde el Gobierno lanzó un plan para detectar personas con síntomas y evitar nuevas transmisiones.

Este domingo se registraron 258 nuevos casos a nivel nacional, la cifra más alta contabilizada en un solo día desde la llegada de la pandemia de Covid-19, informó esta noche el Ministerio de Salud.

De esa cifra, 165 fueron detectados en la ciudad de Buenos Aires, 51 en la provincia de Buenos Aires y 32 en la provincia de Chaco (noreste).

En las últimas 24 horas murieron cinco personas, tres en la provincia de Buenos Aires y dos en la capital, por lo que el total de fallecidos por coronavirus ascendió a 305.